Category Archives: Muebles

Atriles de castaño realizados en el verano de 2017

Atriles de castaño del país para dos iglesias de la comarca

Son muy similares, casi iguales. La primera fotografía de los atriles de castaño  corresponde a su vista frontal, con el reposalibros muy vistoso. La segunda foto nos enseña la parte posterior y la cenefa del regulador de la inclinación. La tercera imagen corresponde a la vista lateral con el apoyo regulable ante un motivo floral.

Los preparé con madera de castaño del país. Espero que sean de utilidad en la iglesia y permitan colocar el misal y su lectura cómoda.

El castaño  es un árbol que ha estado muy presente en la cultura ibérica, ha proporcionado a nuestros antepasados frutos, sombra, ramoneo para el ganado, leña y madera. El castaño se distribuye alrededor del mar Mediterráneo, desde el mar Caspio hasta el océano Atlántico, es autóctono de la península ibérica y con la llegada de los romanos a la península ibérica amplió su distribución e importancia cultural. Se pensaba que fue introducido por los romanos, pero estudios polínicos en turberas han desmentido esta teoría y hablan de su presencia desde hace casi 8.000 años (Montes del Buyo, Lugo). En Pontevedra se puede visitar el Castillo de Soutomaior donde vegetan castaños milenarios o bajar a Las Villuercas y conocer al “Abuelo”, un castaño que data desde el año 1.353.

Si el objetivo es la obtención de madera se recomienda un turno de aprovechamiento cercano a 50 años que es cuando alcanza un diámetro aproximadamente de 50 cm. Desde su resalveo o plantación o corta de regeneración se realizan clareos y claras disminuyendo la densidad inicial de 815 -1.430 pies/ha hasta 140 – 180 pies/ha, que serán los pies de porvenir.

Una vez llegado el turno se realiza el aprovechamiento y se traslada la madera de castaño en rollo a un aserradero que será el encargado de despiezar el fuste. En la madera de castaño está muy diferenciada la madera de albura y duramen, la albura tiene un color blanco amarillento que al envejecer se transforme en color oro viejo. Es una madera de dureza blanda y poco nerviosa, es decir, tiene una gran estabilidad dimensional frente a los cambios de humedad.

El uso de la madera de castaño puede tener diversos destinos como; carpintería, puertas, ventanas, suelos,
ebanistería, tonelería, construcción, chapas decorativas y construcción naval. Su elevada durabilidad natural gracias a su composición química con alto contenido en taninos y su baja permeabilidad hacen del castaño una madera muy durable. Tiene una fácil mecanización para ser clavada, atornillado, pulida, encolada, teñida o barnizada.

Los taninos del castaño otorgan una gran durabilidad a la madera pero pueden aflorar al exterior emporando la apariencia al aparecer un moteado negro. Para evitar la exudación de los taninos de la madera de castaño se recomienda aplicar un lasur, barniz o aceite por todas sus caras que impida este movimiento de los taninos al exterior de la madera.

Frente del atril

Segundo atril

Atril y la iglesia de Peñalba de Santiago (León)

Atril con la iglesia mozárabe de Peñalba de Santiago (León)

Vista del pueblo con la iglesia desde la parte superior del pueblo. Este trabajo fue realizado en 1996 para una persona, ya desaparecida, muy amante del arte y de la historia y muy apreciada por mi familia.

La iglesia de Santiago de Peñalba, se halla en el pueblecito de Peñalba de Santiago, en el Valle del Oza, en la comarca de El Bierzo (León), es una de las joyas arquitectónicas del Arte mozárabe.

Muy próximo, frente a Peñalba, se encuentra el Valle del Silencio, en el río Oza. En una cueva, sobre una gran roca, pasaba largas temporadas meditando San Genadio, un curioso obispo que restauró el Monasterio de Montes, próximo al lugar.

La iglesia fue construida en la primera mitad del siglo X por el abad Salomón,  en el reinado de Ramiro II.

Se trata de una iglesia con planta en cruz latina, con dos capillas en los brazos de la cruz, y dos ábsides, en la cabecera y en el pie de la cruz. El techo del cuerpo central o cimborrio y los ábsides tienen forma de cúpula.

Su torre con las campanas, la espadaña, se encuentra separada de la nave de la iglesia, en la cara oeste del edificio. Esta separación entre nave y espadaña es común en iglesias de la zona o de este estilo.

Realicé este trabajo con maderas varias, especialmente en manzano y roble. Los ejes, tanto del atril como del pie que lo sujeta al abrirlo, están preparados en madera.

El paisaje está enmarcado con una elegante cenefa geométrica de nogal.

En el reverso aparecen las iniciales (A y Q) del personaje tan querido a quien fue dedicado el pequeño mueble.

Peñalba de Santiago (León)

Frente con Peñalba de Santiago

Armario pequeño

Armario de madera de cerezo

Este pequeño armario está hecho de madera de cerezo. En la tapa se ha realizado una composición de la madera con sus vetas dispuestas radialmente, en el centro un rectángulo terminado en semicírculos con la incrustación de las iniciales del destinatario y todo ello enmarcado por una moldura de la misma madera.

La puerta, de la misma madera, presenta un tirador hecho manualmente. La caja, en su parte inferior, está rematada con otro adorno y descansa mediante unas  elegantes patas. El cierre,  realizado para este trabajo, es de latón con tirador igual al de la puerta.

Perspectiva del armario

Perspectiva del armario

Espeteras, armario y repisas (II)

Espeteras , masera transformada en armario y paneles maragatos

Las espeteras de pino las construí de madera de pino, la antigua masera, que era de chopo, la reparé y la transformé en un ropero y el panel último lo creé en madera de castaño con decoraciones maragatas.

La primera espetera la adorné con una tira recortada en la parte superior, de una orla en la inferior y unas estrellas típicamente maragatas en el frente.  La segunda es muy similar a la anterior, mientras que la última es más elegante, con entrepaños y más soportes. Los pomos para colgar, en esta última, son torneados.

Restauré la masera y le preparé una repisa en la parte superior. Le puse bisagras estilo antiguo a la tapa, transformada en puerta, y le coloqué dos puertecitas en la parte superior. Para finalizar le grabé dos estrellas maragatas en los bancios.

El panel, hecho por encargo de la nuera, lo hice en madera de castaño con decoración maragata y la repisa de cocina, preparada para un hijo, es de roble también en estilo maragato.

Espetera de pino oscurecido en nogalina

Espetera de frente

Atril de roble (II)

Este trabajo fue el segundo de este tipo de mueble. En su portada dispone de cuatro marcos para fotografías.

Frente del atril de roble.

Frente del atril de roble

Armarito (II)

Aquí presento un armarito de nogal con motivos florales con sus caras en taracea.

Sus medidas son: 23, 17 y 16 cm

Tiene unas puertecitas por delante, que al abrirlas dejan ver tres cajoncitos.

Frente con puertas de nogal

Frente con puertas de nogal

Escuela. Pupitre

En mi niñez disponíamos de bancos y pupitres bipersonales en la escuela. Hace media docena de años, mi hija me pidió que le preparase uno como aquellos para que sus hijas hicieran el trabajo escolar.

Inicié el trabajo interesándome por alguno de ellos y visité la escuela del lugar. Ya no quedaba ninguno, pero una prima, que disponía de uno en su casa, muy amablemente me facilitó la labor. Realicé un esquema, lo acoté y me trasladé al taller para llevarlo a la realidad.

Había que hacerse con una madera de garantía y elegí castaño para el conjunto y pino para los barrotes de los pies.

Fruto de los deseos de mi hija y de la planificación y trabajo míos, conseguimos este modelo, fiel reflejo de los antiguos. Dispone de dos tinteros semejantes a los de antaño, de un gran cajón bajo su tapa gracias a que ésta la articulamos mediante unas bisagras, y de asientos abatibles, como aquellos.

Pupitre de escuela

Pupitre de escuela

Armario árabe

Hace un tiempo, mi yerno me habló de que le sería muy útil un pequeño mueble para depositar ciertas cosas muy apreciadas por él.

Me puse manos a la obra, sin prisas, y salió este mueble, que le satisfizo sobre manera.

Conocía su interés por el arte árabe, así que empecé a buscar fotografías de los monumentos españoles, especialmente de la mezquita-catedral de Córdoba, y fui preparando los dibujos que me servirían como diseño de las caras de la caja.

Una vez realizada la estructura, inicié la construcción de las fachadas, las laterales, la posterior y, para terminar, las puertas de la parte frontal.

Para todas las caras me inspiré en los ventanales y puertas de la mezquita-catedral, en sus arcos y decoración.

Las distintas caras están realizadas básicamente en madera de nogal, los arcos y capiteles en saúco y arce (las piezas claras) y sapeli (las dovelas de ladrillo) y las columnas, en nogal negro. Las distintas cenefas que remarcan y decoran el conjunto son de madera de arce. La superficie que rodea a los arcos es una composición de diversas maderas incrustadas. El resto de la decoración, de composiciones geométricas, pertenece a la de los ventanales árabes y realizada en maderas de sapeli y haya.

Armarito con bandejitas

Os presento un armarito  para guardar unas bandejitas que construí para  mi hija. Está hecho de nogal con dos puertas en el frente y con las iniciales de ella y su marido en la parte superior. La llave de cierre de las puertas también es de madera de nogal. En la segunda y tercera foto se muestra abierto con las bandejas.  En el suelo de la tercera aparece la llave.

Armario en perspectiva

Armario en perspectiva

Atril de madera de encina

Atril realizado en madera de manzano con paisaje del pueblo de Villaverde de los Cestos (León) en taracea en la portada y en la base, bajo ella, también en taracea con las iniciales del destinatario.

El frente de los cajoncitos y los laterales del atril realizados en madera de encina.

Cajones del atril