ATRIL DE CEREZO

Atril de cerezo

El cerezo es un árbol de porte grande.

En España, la principal especie cultivada es el Prunus avium (cerezo dulce). Otras especies cultivadas en el mundo son el Prunus cerasus (el guindo o cereza ácida) y el cerezo «Duke«, híbrido del Prunus avium y Prunus cerasus.

La cereza es una fruta de gran aceptación, incluso por los más pequeños de la casa. Su color, forma y la particularidad de poder separar con facilidad su carne del hueso y “escupirlo”… la hacen una fruta muy divertida. Su consumo puede ser en fresco o emplearse para elaborar otros platos como tartas, mousses, sorbetes, jaleas, mermeladas, compotas e incluso bebidas refrescantes o espirituales.

Cerezas en el arbol 21

El cerezo dulce (Prunus avium) es un árbol de hoja caduca de gran porte, que si no se trabajan correctamente las podas, puede superar fácilmente hasta los 25 metros de altura. En cambio, los árboles de cereza ácida (Prunus cerasus) suelen ser más pequeños, no alcanzando alturas más allá de los cinco metros. Su tronco es recto de textura lisa, de donde surgen las ramas. Es grueso en el caso del cerezo dulce y delgado en el de cerezo ácido. Su corteza es de textura lisa, anillada, de color marrón rojizo, del que se desprende de anchas bandas transversales. Sus hojas son simples, ovado-oblongas, aserradas y acabadas en punta con una longitud comprendida entre los siete y trece centímetros por unos tres a cinco de anchura. Son de color verde suave con el envés más o menos pubescente. Estas hojas adquieren un color rojo anaranjado al caer del árbol, siendo muy decorativas. Su fruto es técnicamente una drupa de color rojo negruzco, globosas o con figura de corazón. En su interior posee un sólo hueso globoso y casi liso.

La madera de cerezo es una madera frondosa de cierta calidad que destaca por su color rojizo, característico veteado y facilidad para trabajar. Es una madera muy decorativa y apreciada en el mundo del interiorismo. Con el tiempo se oscurece.

Uso de la madera de cerezo

Fabricación de mobiliario, tallas y torneados, carpintería de interior: frisos, tarima, molduras, puertas, ventanas…, chapas decorativas y tableros contrachapados y rechapados. No se recomienda la madera de cerezo para usos exteriores. Y en interiores no se comporta bien ante grandes cambios de temperatura y humedad.

Hace unos meses mi nieta Luna me pidió un atril y aquí lo tenemos.

Atril y cubilete
Vista posterior
Atril abierto
Vista de frente
Cubilete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.